Como combinar el trabajo de transportista con una vida saludable

Profesional del transporte y vida sana ¿por qué es tan importante?

Realices el trabajo que realices, mantener el estado de salud es lo más importante, pero sobre todo si eres un profesional del transporte, puesto que puede convertirse en algo muy difícil de conseguir debido al estilo del trabajo, pues tener que pasar tanto tiempo sentado al volante y realizando pasar todo el día al volante realizando largos trayectos puede ser poco saludable, por ello es que combinar el trabajo de transportista con una vida saludable es complicado a priori.

Por ello, llevar un estilo de vida saludable a menudo puede ser complicado para un gran número de trabajadores que tienen trabajos de índole sedentario de vida sano es un gran reto para la gran mayoría de trabajadores con una vida sedentaria, pero no es un tema que podamos pasar por alto.

Realizar pequeños cambios en nuestros hábitos, puede suponer una gran diferencia para llegar a ser un transportista con una vida saludable, algo realmente importante puesto que  los profesionales del transporte, de media suelen tener más problemas de salud que quienes dedican su vida a otras profesiones. Las condiciones laborales a las que se expone un transportista, no son las más salubres; falta de ejercicio, espacio de trabajo muy reducido, los gases del combustible y los malos hábitos alimenticios a los que llevan irremediablemente los horarios, no son muy saludables. Esto es algo que está completamente probado por la medicina pero que también puede remediarse a través de una serie de acciones de índole preventiva.

Por este motivo, queremos presentarte estos 9 consejos para convertirte en un transportista con una vida saludable.

9 consejos para llegar a ser un transportista con una vida saludable 

-Beber agua:

La deshidratación puede ser causa de una multitud de problemas de salud.

Es conveniente beber a lo largo del día y no esperar a cuando el cuerpo está reclamando con urgencia beber, por ello, lo conveniente es beber con frecuencia y beber al menos 2 litros de agua diarios.

Es recomendable disponer de botellas de agua en la cabina, a ser posible rellenábles, para abaratar costes y ayudar con la conservación del medio.

-Comer la cantidad adecuada de frutas y verduras:

Esto es algo que seguramente hayamos oído decenas de veces, pero la realidad es que es indispensable comer una cantidad adecuada de frutas y verduras diarias para preservar nuestra salud y tener nuestro sistema inmune preparado. Lo ideal es consumirlas de forma natural y evitar congelados, almíbares y enlatados.

-Controla tu peso:

Como seguramente sabrás, el exceso de peso es un factor clave en muchas enfermedades, sobretodo relacionado con la salud cardiaca. Nuestra recomendación es que acudas a un médico y establezca cuál es tu peso ideal. Una buena forma de controlarlo es mejorar la dieta, controlando la ingesta calórica y programar tiempos para realizar alguna caminata de unos 30/40 minutos todos los días.

­-Reduce la ingesta de carne:

Aunque la carne sea una excelente fuente de proteína, una dieta basada en ella no es saludable. Existen muchas otras fuentes de proteína no basadas en carne como la avena, las legumbres, el pescado, el pollo. Incluso diferentes suplementaciones a base de proteínas. Con lo cual la carne y menos las carnes elevadas en grasas, no son la única opción.

-Reduce las grasas:

Alimentos como las papas de bolsa, hamburguesas y dulces industriales, están deliciosos, pero tienen una gran cantidad de grasas saturadas que son totalmente contraproducentes para la salud, pudiendo elevar tu colesterol, taponando las arterias, haciéndote sentir más cansado y en definitiva empeorando el estado de salud. Las comidas elevadas en grasas, como las comidas rápidas son el principal motivo del precario estado de salud de muchos transportistas profesionales. Por ello, nuestra recomendación es consumir alimentos bajos en grasas como aperitivo, tales como: nueces, frutas, almendras, alguna galleta integral etc.

­-Un Batido vitamínico para días con más prisas

Encontrar frutas y verduras cuando se está viajando por carretera, en ocasiones pude resultar muy complicado. Por ello te recomendamos que en esos días con menos tiempo, compres batidos ya preparados o bebidas como gazpacho natural, repleto de las vitaminas necesarias, además es fácil de adquirir y consumir.

-Descansar correctamente:

Descansar un número recomendado de horas todos los días es crucial para mantener una buena salud. Durante el sueño, el cuerpo se regenera y la mente descansa para que podamos mantenernos alerta el día siguiente en la carretera. Aunque sabemos que es complicado en carretera, es importante tratar de descansar en el lugar más oscuro y silencioso posible.

 

-Tomarte un tiempo diariamente

Tomarse 15/30 minutos al día para despejar la mente y relajarse es crucial para la salud de nuestro sistema nervioso, leer, charlar por teléfono con la familia, o salir a dar un paseo, nos reportará grandes beneficios para la salud de cuerpo y mente.

-Suplementación

Una buena solución para la precariedad de nuestra dieta y con la que mantener nuestros niveles en vitaminas, minerales etc… en la medida correcta, puede ser adquirir un multivitamínico para poder tomar a diario.

Por último destacar, que es importante que aprendamos a organizarnos en horarios, para poder sacar el tiempo necesario para cumplir todos estos fines y siempre empezar poco a poco, cumpliendo objetivos, en primer lugar por ejemplo concienciarse de la reducción de grasa en los alimentos, una vez conseguido esto, de forma progresiva, ir adaptándose a los cambios consecuentes. Si intentamos afrontarlo todo de golpe, el intento de cambio puede  superarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *